DISEÑADOR GRÁFICO E ILUSTRADOR MEXICANO

Bitácora

No Comments


Share this post

Junio 21, 2014, Miguel Covarrubias entre todo lo demás. Uno de mis mayores placeres es acudir los sábados, tempranito de preferencia, a lugares donde venden cosas; no digo antigüedades porque, obvio, no todo entra en esa categoría. Pienso que los mercados de pulgas de la ciudad no son sólo un amasijo fascinante de despojos ajenos que esperan pacientemente su reciclaje sino también una oportunidad -superado el repelús que provocan algunas cosas de otros- para ver y tocar todo lo que me llama la atención. Satisfacer la curiosidad me toma mínimo tres horas; (valga como justificación, el caos y y el ocio estimulado de manera productiva, diría Nicolas Bourriaud), la lista de cosas que se encuentran varía entre tazas rotas burdamente retocadas para hacerlas pasar como Segundo Imperio Mexicano, falsas esculturas de alguno de los Marín, sobrevaluadas latas mal impresas de los años 70 con motivos belle epoque, enemas con mangueras cuarteadas de latex hasta impresos originales descatalogados muy interesantes.

Me salto los puestos que venden cosas militares (ahí siempre veo gente, hablando sobre alineaciones y nombres de importantes almirantes alemanes), el puesto que lleva maquinas de coser transformadas en mesita de noche, los que se especializan en tarjetas Ladatel y juguetes nunca abiertos (muy buscados) y los que llevan lámparas hechizas para armar el depa tipo años cincuenta.

Motivado por la investigación, el esparcimiento o la cacería, siento, en efecto, la necesidad de regresar. Hoy por ejemplo compré esta Vanity Fair de 1935 a precio ridículo (sin regatear) edición que solo conocía por referencia en libros, trae un par de artículos ilustrados por el genial Miguel Covarrubias, el segundo de ellos es parte de la legendaria serie: Impossible  Interviews…

0 Responses to this post
Add your comment